Logotipo Golf & Spa
 

Watches

10-Oct-2019

Ricardo Villanueva

Carlos Alonso, el hombre del tiempo

SIAR contará con 47 firmas participantes y tendrá como invitados a 21 CEOs

60% del mercado relojero

19% de las exportaciones suizas

SIAR entrega tres reconocimientos:

A 13 años de su creación, el Salón Internacional de Alta RelojeríaSIAR, es un referente mundial de los guardatiempos. Su edición 2019, a celebrarse del 15 al 17 de octubre en el Hotel StRegis de la Ciudad de México, es un evento imperdible. Aquí te presentamos al hombre detrás del SIAR, Carlos Alonso, un español que abandonó el periodismo para enfocarse en la relojería de alta gama.

Desde su creación en 2007, el SIAR se perfiló como un producto mexicano exitoso. En este sentido, Carlos Alonso realza que nuestro país mantiene un idilio con el mundo de la relojería desde el siglo XIX, prueba de ello es el museo de Girard-Perregaux, que ofrece como atractivo principal un modelo que le perteneció al presidente Porfirio Díaz.

Es de destacar el hecho de que cuando el nacido en Cáceres, España, creó el SIAR no existían salones similares, incluso, tres meses después de la primera edición en la Ciudad de México, en París replicaron el modelo, y tres años después sucedió lo mismo en Londres. Sin embargo, no tuvieron el éxito esperado y desaparecieron.

La frase preferida del otrora periodista es “Yes, we can!”. Reconoce que nadie hubiera pensado en 2007 que México podría ser un referente mundial. El SIAR es gran ejemplo de cómo se puede hacer un evento local, con la calidad internacional que ameritan las marcas participantes.

Carlos Alonso destaca que el cliente mexicano es agradecido cuando una pieza está decorada a mano, con un esmalte hecho al fuego y con piezas costosas y laboriosas, y eso —sostiene— agrada a los participantes del SIAR, les fascina ver que hay una liga de empatía entre el creador y el comprador.

Desde la primera edición del SIAR, Alonso reconoce que los directores de las grandes compañías se sorprenden por la cultura relojera de los coleccionistas y compradores connacionales. Y este mismo conocimiento los lleva a adquirir las piezas de edición limitada exhibidas en el salón, mismas que no son fáciles de ver en cualquier joyería del mundo.

Para Alonso, la adquisición de un guardatiempos es una inversión que trasciende, ya sea para heredarlo a algún descendiente o, bien, para revenderlos en el futuro. Asimismo, específica que —en el caso de las marcas de alta gama— el comprador tiene conciencia de que está haciendo una inversión en un objeto que no pierde valor y que, por el contrario, puede generarle ganancias.

A juicio de Carlos Alonso, al tratarse de un producto más, como puede ser la comida, los muebles y los vinos, los relojes de alta gama están influidos por los vaivenes económicos mundiales. Dentro de las miles de marcas existentes, el español estipula que son alrededor de 60 las marcas de alta gama que gozan de presencia mundial, la mayoría de ellas pertenecen al mercado estadounidense, hongkonés y chino, por lo que la desestabilización social o financiera en esos lugares, afecta a la industria.

En este sentido, aquel que abandonase la mesa de redacción para dar el salto al mundo de la relojería, recordó la aguda crisis del cuarzo que vivió la industria relojera suiza en la década de los 70, y destacó que es menester saber sobreponerse, como en su momento lo hicieron los suizos.

Este año el SIAR contará con 47 firmas participantes y tendrá como invitados a 21 CEOs, lo cual reafirma que Carlos Alonso abandonó el periodismo por una razón de peso: hacer de la relojería más que una pasión.

Foto: José Téllez Elías

Tags: siar salon internacional de alta relojeria carlos alonso golf and spa magazine watches luxury

Highlights