logo

Bill Haas vuelve tras la tragedia

Bill Haas vuelve tras la tragedia

Por Junior Jiménez Marzo 06, 2018

Bill Haas regresa al golf esta semana sabiendo que el Valspar Championship será diferente a cualquiera de las 347 veces anteriores que ha jugado en el PGA TOUR.

El moretón profundo en su pierna izquierda y el dolor en su tobillo derecho han disminuido. Todavía recientes son los recuerdos de un amigo, Mark Gibello, quien fue asesinado el 13 de febrero en una carretera sinuosa en las afueras del Riviera Country Club, en Los Ángeles, cuando su Ferrari fue interceptado por otro automóvil y chocó contra un poste.

Haas iba como pasajero.

"No hay muchas plantillas para hacer en algo como esto", dijo Haas en su primera entrevista desde el accidente. "Estaba en un estado de shock e incredulidad. Fue un evento trágico, traumático. Aún no estoy seguro de cómo manejarlo".

Haas y Gibello jugaron al golf el fin de semana pasado en Los Angeles Country Club, donde Gibello era miembro y jugó un papel en el club anfitrión de la Walker Cup el año pasado. Gibello era un amigo cercano de Bill Harmon, el entrenador de swing que trabaja con Haas.

"No me llevó mucho tiempo darme cuenta de lo mucho que su familia lo amaba, lo amable que era conmigo y mi familia", dijo Haas.

Su esposa, Julie, se ha mantenido en contacto con la esposa de Gibello. El servicio fúnebre en Santa Mónica, California, fue el viernes, el mismo día en que se anunció el field final para el Valspar Championship en Florida. Tiger Woods y  Rory McIlroy jugarán este torneo y eso parece desviar la atención de Haas tratando de volver al trabajo.

Haas, de 35 años, regresa con una mayor apreciación de la vida y un nivel de apoyo que nunca se dio cuenta que tenía.

Su bolsa de golf permaneció en el vestuario del Riviera durante el resto del Genesis Open hasta que fue enviado a su casa en Carolina del Sur. Haas no ha practicado mucho. Jugó golf el domingo en Greenville y planeaba irse el lunes por la noche para el Valspar Championship en Palm Harbor, Florida.

"La cantidad de amor, apoyo y alcance que obtuve de mis compañeros y amigos ha sido increíble", dijo Haas. "Al mismo tiempo, un amigo mío ya no está aquí... Simplemente no hay forma de explicar la vida, por qué sucede y cómo sucede. No se puede dar nada por hecho. Tienes que disfrutar hoy y prepararse para el mañana. Dicho todo eso, todavía siento que tengo que competir. No puedo decir que el golf no importa. Eso es lo que hago. Creo que eso es lo que Mark querría”.

Haas ha ganado seis veces en el PGA TOUR, aunque han pasado tres años desde su última victoria.

ACERCA DEL AUTOR
Autor

Junior Jiménez

Editor de Deportes, especializado en golf con 17 años de experiencia. Cobertura en PGA y LPGA.

COMENTARIOS